Osteoporosis: consejos para mejorar la salud de los huesos

RSS

Osteoporosis

La osteoporosis es una afección que afecta los huesos. Su nombre proviene del latín "huesos porosos".

Es una enfermedad metabólica caracterizada por la disminución de la masa ósea y el aumento de la fragilidad de los huesos. Una de las consecuencias es el riesgo de sufrir fracturas, especialmente de vértebras, porción terminal del radio y cadera.

Las personas con osteoporosis tienen un alto riesgo de fracturas o fracturas óseas, mientras realizan actividades de rutina como estar de pie o caminar. Los huesos más comúnmente afectados son las costillas, las caderas y los huesos de las muñecas y la columna vertebral.

Sin embargo, mientras hay factores de riesgo que no pueden ser modificados como la edad o el sexo, practicar ejercicio diario y llevar hábitos de nutrición saludables serán claves para mantener la salud de los huesos.

Factores de riesgo de osteoporosis

La menopausia es otro factor de riesgo primario, que ocurre en mujeres alrededor de 45 a 55 años. Debido al cambio de los niveles hormonales asociados con él, la menopausia puede hacer que el cuerpo de una mujer pierda hueso aún más fácil.

Edad

El mayor factor de riesgo de osteoporosis es la edad. A lo largo de su vida, su cuerpo descompone los huesos viejos y crece huesos nuevos.

Sin embargo, cuando tienes 30 años, tu cuerpo comienza a descomponer el hueso más rápido de lo que puede reemplazarlo. Esto conduce a un hueso que es menos denso y más frágil, y por lo tanto más propenso a la rotura.

Menopausia

La menopausia es otro factor de riesgo primario que ocurre en mujeres alrededor de 45 a 55 años. Debido al cambio en los niveles hormonales asociados con él, la menopausia puede hacer que el cuerpo de una mujer pierda hueso más rápidamente.

Otros factores de riesgo para la osteoporosis incluyen:

Ser mujer

Tener antecedentes familiares de osteoporosis

Deficiencia de calcio

Inactividad física

fumar

nutrientes que mejoran la salud de los huesos

  1. Calcio

El calcio aportado por la dieta es fundamental para la correcta mineralización del osteoide y contribuye a mantener la cantidad (DMO) y la calidad del hueso, La suplementación de calcio resulta efectiva para reducir la pérdida de hueso que se produce después de la menopausia, especialmente en las mujeres que toman poco calcio en su dieta.

 

  1. Vitamina D

La vitamina D se aporta al organismo en un 90% por la exposición al sol y algo menos de un 10% a partir de la dieta habitual o suplementada. Es fundamental para la absorción transcelular de calcio y su deficiencia es un factor decisivo para el desarrollo de la osteoporosis.

  1. Vitamina K

la vitamina K tiene un papel importante en la salud ósea. Es necesaria para la gamma-carboxilación de la osteocalcina (la proteína no colágena más importante en el hueso), consiguiendo que la osteocalcina funcione.

  1. Fitoestrógenos e isoflavonas

La pérdida de estrógenos que se produce en la posmenopausia es responsable de más del 50% de la pérdida de masa ósea en la mujer a lo largo de la vida. El tratamiento hormonal sustitutivo (estrógenos) es muy eficaz para minimizar la pérdida de DMO y disminuir el riesgo de fractura osteoporótica, pero se asocia a un aumento en el riesgo de efectos adversos graves principalmente CV, por lo cual, en el momento actual, se desaconseja su empleo en el tratamiento y prevención de la osteoporosis.

Tratamientos naturales de osteoporosis

Debido a que los medicamentos para la osteoporosis pueden tener efectos secundarios, es posible que prefiera probar otros tratamientos en lugar de medicamentos.

Se pueden usar varios suplementos, como el trébol rojo, la soya y el cohosh negro, para ayudar a promover la salud ósea. Sin embargo, antes de usar estos suplementos, asegúrese de hablar con su médico o farmacéutico. Esto es por dos razones principales:

Existen pocos estudios, si es que hay alguno, que respalden el uso de estos suplementos para tratar la osteoporosis. Como resultado, no tenemos pruebas de que funcionen.

Alimentación en pacientes con osteoporosis

Además de su plan de tratamiento, una dieta adecuada puede ayudar a fortalecer sus huesos.

Para mantener sus huesos sanos, debe incluir ciertos nutrientes en su dieta diaria. Los más importantes son el calcio y la vitamina D. Su cuerpo necesita calcio para mantener huesos fuertes, y necesita vitamina D para absorber el calcio.

Otros nutrientes que promueven la salud ósea incluyen proteínas, magnesio, vitamina K y zinc.

Para obtener más información sobre un plan de alimentación adecuado para usted, hable con su médico. Pueden aconsejarle sobre su dieta o remitirlo a un dietista registrado que pueda crear una dieta o un plan de comidas para usted.

-Coma muchas verduras

Se ha demostrado que consumir una dieta alta en verduras ayuda a crear huesos saludables durante la infancia y protege la masa ósea en adultos jóvenes y mujeres mayores.

-Consume suficiente proteína

Una ingesta baja en proteínas puede conducir a la pérdida ósea, mientras que una ingesta alta en proteínas puede ayudar a proteger la salud ósea durante el envejecimiento y la pérdida de peso.

-Obtenga mucha vitamina D y vitamina K

Obtener cantidades adecuadas de vitaminas D y K2 de los alimentos o suplementos puede ayudar a proteger la salud ósea.

-Evite las dietas muy bajas en calorías

Se ha descubierto que las dietas que proporcionan muy pocas calorías reducen la densidad ósea, incluso cuando se combinan con ejercicios de resistencia. Consuma una dieta equilibrada

-Considere tomar un suplemento de colágeno

La evidencia emergente sugiere que suplementar con colágeno puede ayudar a preservar la salud ósea al reducir la descomposición del colágeno.

-Incluya alimentos ricos en magnesio y zinc

El magnesio y el zinc juegan papeles clave para lograr la masa ósea máxima durante la infancia y mantener la densidad ósea durante el envejecimiento.

-Consume alimentos ricos en grasas omega-3

Se ha encontrado que los ácidos grasos Omega-3 promueven la formación de hueso nuevo y protegen contra la pérdida ósea en adultos mayores.

Mejora la salud de tus huesos a través del ejercicio

Llevar una vida activa y practicar ejercicio de manera habitual estimula la formación del tejido óseo y potencia la musculatura. Realizar sesiones regulares de al menos 30 minutos fortalece los huesos y el bienestar de las personas que padecen este tipo de enfermedades.

Practicar ejercicio físico fortalece los huesos y reduce entre un 25% y un 50% el riesgo de fractura en caso de caídas. Además, el ejercicio mejora la coordinación y el equilibrio, y con ello también reduce el riesgo de caídas.

 

 

 

 

 

 

 

https://fhoemo.com/wp-content/uploads/2018/10/FHOEMO-Vida-activa-nutricion-y-salud-osea.pdf

https://www.kelloggs.es/content/dam/europe/kelloggs_es/images/nutrition/PDF/Manual_Nutricion_Kelloggs_Capitulo_22.pdf

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1889-836X2015000100008

https://www.healthline.com/nutrition/build-healthy-bones

 

Post Anterior Post Siguiente

  • constantino mendoza
0Comentarios
Dejar un comentario
Tu nombre:*
Correo electrónico*
Mensaje: *
* Campos requeridos