Saltar al contenido
Envío gratis desde 500MXN a todo el país

ventas@saludvida.com.mx
01 (452) 146 1870

Envío gratis a partir de 500 MXN

Nuestro blog

¿Para qué nos ayuda la vitamina C?

Por Francisco Javier Mora López 14 Mar 2023

Sin duda has escuchado a hablar de la vitamina C (o Ácido ascórbico) y de las
frutas y verduras que la contienen.

La vitamina C es hidrosoluble, esto quiere decir que se disuelve en agua y se excreta por la orina.
La vitamina C es vital para el crecimiento y el desarrollo del ser humano, sí como para la reparación de tejidos y es que las funciones de esta son:

  •  La formación del colágeno, que es la proteína responsable de la formación
  • de la piel, los tendones, ligamentos, y vasos sanguíneos.
  • Sana heridas y forma tejido cicatricial.
  •  Repara y mantiene el cartílago, huesos y dientes.
  •  Favorece la absorción de hierro.

La vitamina C también es un potente antioxidante, estos son nutrientes que
bloquean el daño causado a las células por los radicales libres.

Los radicales libres se producen cuando el cuerpo descompone el alimento o
cuando usted está expuesto al humo del tabaco o a la radiación.

La acumulación de radicales libres con el tiempo es ampliamente responsable del proceso de envejecimiento. 

Los radicales libres pueden jugar un papel en el cáncer, la enfermedad del corazón y los trastornos como la artritis.

Por todo esto, es necesario tener una dieta rica en ese nutriente, pues el cuerpo
humano no produce vitamina C por sí solo, por lo que requiere obtenerlo de
alimentos o suplementos.

Durante mucho tiempo ha existido el mito de que la vitamina C evita o trata los
resfriados, pero esto no es así. La vitamina C puede ayudar a tener resfriados más cortos o con síntomas más leves, pero no sirve de nada tomarla ya que se
presentó la enfermedad.

La vitamina C se encuentra en numerosas frutas y verduras, por ejemplo: Melón, naranjas, toronjas, kiwi, mango, papaya, piña, fresas, frambuesas, moras, arándanos, sandía, brócoli, coles de Bruselas, coliflor, pimientos rojos y verdes, espinacas, nabos, col, tomates, papas y camotes.

Es preferible consumir estos alimentos crudos, o con una cocción mínima para
preservar la calidad de la vitamina C. La deficiencia de este nutriente puede
provocar: escorbuto, anemia, disminución en la capacidad para combatir
infecciones, gingivitis, sangrados nasales, entre otros.
Te recomendamos tener una alimentación balanceada para mantener niveles
óptimos.

Prev Post
Sig Post

Gracias por suscribirte

Este email ya fue registrado

Compra el look

Escoger opciones

Editar opción
Back In Stock Notification
this is just a warning
Ingresar
Carrito de compras
0 items